Palabra del Pastor

Mensaje de Mons. Kenneth Schwanger

Mi querida familia de Nuestra Señora de Lourdes,

¡Feliz Día del Padre!

Espero que todos tengan planificado un maravilloso fin de semana para agradecer y celebrar a nuestros padres. Oremos también y celebremos de forma especial a nuestros padres que ya han sido llamados a casa del Señor. El amor abnegado que recibimos de nuestros padres nos da fuerza y nos llama a la vida. Compartir la vida con nuestros padres nos prepara para seguir su ejemplo y entregarnos en amor para que otros puedan conocer el amor y encontrar la vida.

Por eso, en Nuestra Señora de Lourdes felicitamos a nuestros padres y les ofrecemos algo de nosotros como regalo. Ofrecemos a todos nuestros padres apoyo y fraternidad. Los Apóstoles no fueron enviados solos, sino de dos en dos. En nuestros Caballeros de Colón, los hombres de Nuestra Señora de Lourdes pueden encontrar compañeros con quienes compartir el camino y el trabajo de la paternidad cristiana.

Y si usted está en un lugar donde podría utilizar un poco de "impulso" o "recarga" antes de unirse a un grupo de este tipo tenemos un regalo para usted también. Los hombres de Emaús tienen retiros durante todo el año, sirviendo para que sus hermanos puedan tener un tiempo aparte para encontrarse con Cristo y ser alimentados y renovados como hombres cristianos.

En conjunto, éste es nuestro regalo como parroquia a nuestros padres, en realidad a todos los hombres de Nuestra Señora de Lourdes. Buscamos ofrecerles una solicitud regular y atenta para que puedan encontrar refrigerio en una vida vivida no con todos los muchos aspectos de la vida en competencia sino con todos ellos integrados en una respuesta amorosa a Dios.

San José, ruega por ellos.

Mons. Schwanger
Párroco

Documento sem título